26 de agosto de 2011

La Vida es Cine


A estas alturas de la historia, después de más de 200 artículos publicados en este blog y con un cambio radical de imagen que debería aclarar ciertos términos de mi carrera como escritor (o cuanto menos, señalar de forma inequívoca mis pretensiones y deseos, más ambiciosos que nunca), para nadie debería ser ya un secreto que el cine es una parte muy importante, imprescindible, de mi vida. 
A lo largo de mis veintiséis años de vida, el cine (como entretenimiento, al menos hasta ahora) ha sido una válvula de escape y un refugio. Y sin embargo, incomprensiblemente para muchos, elegí la novela y durante unos 15 años he escrito las historias que bullían en mi mente, en prosa. 
¿Por qué cambiar la novela por el guión de cine? ¿Por qué cambiar la tinta por el celuloide? 
Quizás sería más sencillo continuar con aquello que, tal vez, ya conozco. Pero, ¿no sería eso acomodarme? Así las cosas, no tendría mucha gracia vivir, sobre todo porque (y más allá de lo que nadie piense), la novela es solo una porción de mi sueño. Y nadie va a comerse un pedazo de la mejor tarta del mundo, si puede comérsela entera... 

El cine es, por así decirlo, parte esencial de mi vida. Tengo una colección de más de 200 dvd's (rozando ya los 300). Voy a las salas de cine una media de una vez por semana y (prepárense para la lluvia de críticas) no me gusta la modernidad del pirateo. Incluso he comenzado a adquirir guiones de cine que leo allí donde antes leía novelas. ¿Estaré volviéndome loco? 
Alguien me dijo: "Ya es difícil publicar un libro, pero que un estudio de cine decida rodar tu película... eso es imposible". Yo respondo: nada es imposible. Se ruedan al año miles de películas... algunas de ellas (no señalaremos a nadie) realmente horribles, de una calidad pésima. ¿Es imposible que un estudio de cine, o un productor, se interese por mis futuros guiones? Para nada. Todo dependerá de su calidad, ¿no? 

Ahora voy a desvelaros pequeños secretos de mi vida. Voy a responderos a preguntas que nadie ha formulado. ¿Por qué elijo el cine allí donde antes había novela? Bajo el auspicio (osea la etiqueta) "La Vida es Cine", voy a contaros mi vida en cine, el cine de la vida... y quizás así todo el mundo llegue a comprender que, en realidad, un guión de cine es la natural evolución de una carrera que, ahora estoy más que convencido, comienza a despegar. Pero no me tiréis de la lengua, ni me preguntéis por qué estoy convencido.
Todo a su debido tiempo.

Claqueta... y acción!

2 comentarios:

Diana dijo...

y ahora nos dejas sin saber mas????? jaja. Yo se por qué prefieres el cine, pero al igual que tu creo que no se puede explicar. No es simplemente ser un aficionado que va al cine. Necesitas entrar en la pelicula y ser parte de ella, no te conformas solo con verla a traves de la pantalla.

Damián F. Maceira dijo...

Exactamente...
Sobre lo de no contar más... sí voy a contar más, pero lentamente y en pequeñas dosis, si no se colapsará el blog con tantas historias :P