20 de julio de 2010

En el umbral de los cien folios

A mano, que no en el ordenador. Así estoy reescribiendo mi mayor novela, la única de la que me siento plenamente orgulloso. Mi pequeño triunfo personal.
A mano, "Historia del Hombre Muerto" llegará hoy a los cien folios. Algo no tan sorprendente, pensaréis muchos, viendo los inmensos volúmenes que se publican hoy (algunos superando las mil páginas). Pero es un hito importante si conocéis la historia tras la "Historia..."
Esta novela que tantas alegrías -y quebraderos de cabeza- me está dando, nació hace cosa de tres o cuatro años como un relato breve, de no más de diez folios. Esos diez folios se transformaron en casi ochenta páginas... que hoy llegarán (y rebasarán, espero) los cien.
Y en el folio número cien (bueno, en su umbral), la novela alcanza su cénit. Desde este momento, la historia declina en una sinfonía de respuestas y posibilidades, en un orgiástico desfile de la verdad oculta tras la lápida del Hombre Muerto.
El final se acerca, lo presiento.
La inspiración me llena. Las palabras salen solas.
En el umbral de los cien folios -a mano-, siento que puedo hacerlo.

1 comentario:

Kyra dijo...

Y qué ilusión hace cambiar a las tres cifras!!!!
Enhorabuena, Damián! Claro que puedes hacerlo!