2 de octubre de 2009

Crisis.

Hoy pensan las dudas.
Hoy no tengo fuerzas.
Solo quiero dormir, cerrar los ojos hasta que se calme este temporal que me acucia, que me cerca y me aleja de un mundo extraño.
Hoy no puedo ver en la luz. Hoy me muevo en la oscuridad.
Hoy lloro sin lágrimas. Sangro sin poder sangrar.
La tinta se derrama sobre papeles mojados.
Hoy, no soy yo. Hoy no quiero vivir.
Hoy solo quiero disiparme como la niebla, evaporarme como el agua, desaparecer como el viento.

2 comentarios:

Jan dijo...

Has estado sometido a grandes presiones y duro trabajo. Descansa, duerme, sueña con angelitos y cuando despiertes verás las cosas de otra manera. Si no es así, iré yo personalmente para darte un abrazo y animarte para que sigas haciendo lo que mejor sabes hacer; escribir.

Un beso Damián

Damián dijo...

Gracias, Jan, por tu apoyo. Aún desde la distancia y el anonimato de lo desconocido, escuchar palabras como las tuyas suben el ánimo a cualquiera.