14 de julio de 2009

Comunicando…

Hoy quiero contaros un pequeño detalle acerca de mi siempre extraño comportamiento (siniestro, que dirían algunos…). No voy a desvelaros cada ínfimo secreto de mi existencia. No hay nadie en el mundo que me conozca hasta ese punto (aunque ciertas personas se están acercando peligrosamente…)
La historia de hoy gira entorno a algo tan esencial para la vida del siglo XXI como el teléfono móvil, en realidad cualquier teléfono. Y el gran secreto de Damián es… que no se hablar por teléfono. Lo siento, es raro y estúpido pero es lo que hay. Por eso adoro el sistema de mensajes cortos. Puedo escribirte cualquier cosa y por sms, decirte lo que se me antoje. Pero si me llamas por teléfono…
Es una situación realmente extraña. Me bloqueo, me quedo en blanco y me pongo nervioso. No se qué decir, interrumpo a mis interlocutores, titubeo… es algo que no tiene una explicación aparente porque en persona me desenvuelvo bien siempre que haya confianza…
Me suceden cosas diferentes según las personas con las que hablo por teléfono. Con mi familia simplemente escucho y si eso, intervengo brevemente. Con algunos amigos me da la risa (¿verdad que sí?) y con otros, el titubeo. Si la persona que me llama me resulta atractiva, estoy enamorado o algo así… entonces me quedo en blanco y si la otra persona no tiene mucho que contar y espera que sea yo quien hable… pues sencillamente será una larga llamada de silencios.
¡Es triste! Pero tan real como la vida misma. No se hablar por teléfono… y no me avergüenza reconocerlo. ¿Nunca habéis planeado una conversación antes de llamar a alguien? Yo lo he hecho muchas veces. Pero siempre sale todo mal. Dice una buena amiga mía que nunca hay que hacer planes. Claro que en mi caso, telefónicamente hablando, es lo mismo. Porque si te llamo algún día me quedaré en blanco, titubearé, no diré ni una palabra… o me partiré la caja contigo, sin saber el por qué.

1 comentario:

Diana dijo...

te entiendo perfectamente!!! no sabes la cantidad de veces que me ha pasado absolutamente todo lo que has explicado. Bueno, excepto con persona muy cercanas, en plan mi madre o mi hermana. de todas no veo q te pongas nervioso, solo q te ries, igual q yo!! aunk no se si solo es en nuestro caso.